Cómo hacer que la tarifa aérea sea más barata en tu viaje de vacaciones

Al comprar boletos de avión caros significa que necesitarás elegir un destino más asequible o gastar menos dinero en esa parada de vacaciones para mantenerte dentro de tu límite de gastos.

Por ejemplo, hace unos meses decidimos ir a las Vegas junto con mis compañeros del trabajo y una de las cosas que acordarmos fue el buscar vuelos baratos a las Vegas para tener dinero y disfrutarlo mejor en el viaje.

Así podríamos hacer tanto el viaje como el divertirnos en este lugar que buscamos conocer y disfrutar al máximo sin dejar tanto dinero en el traslado.

Por lo tanto, si la idea de reservar vuelos baratos te parece atractiva, veamos algunos tips que te ayudarán a que tu viaje en avión sea más razonable.

1) Establecer alertas de precios

Al buscar los vuelos con anticipación, no es obligatorio comprar un vuelo hoy porque los precios solo subirán si esperas hasta el último minuto para comprar.

Si no estás listo para comprar un boleto hoy, puedes establecer una alerta de precios que te notificarán cuando aumente o disminuya el precio de un boleto.

Los precios de los boletos pueden fluctuar diariamente, incluso una pequeña caída puede generar grandes ahorros si necesitas comprar un boleto para cada miembro de tu familia o para un grupo de amigos.

Google Flights incluso te mostrará las diferentes tendencias de vuelo en un formato gráfico y los metabuscadores como Viajacompara te ayudará a tomar la decisión de compra.

2) Reservar un vuelo de conexión

Si no tienes prisa por llegar a tu destino final, reservar un vuelo de conexión puede ser más económico que un vuelo sin escalas.

Los motores de búsqueda te permitirán filtrar los itinerarios de vuelo sin paradas, 1 parada y 2 paradas. Incluso los operadores mixtos podrían ahorrarte algo de dinero también.

3) Usa más de un portal de viajes

Antes de reservar directamente desde el proveedor, también debes comparar los precios con al menos un sitio de reservas de terceros. A veces, el mejor trato se puede encontrar desde un sitio de terceros.

Hay muchos diferentes para elegir como por ejemplo Viajacompara.

4) Navegar por las aerolíneas especiales

Si vas a esperar hasta las últimas semanas para reservar, es posible que puedas encontrar algunas ofertas de último minuto directamente del transportista.

Esta opción puede ser impredecible, ya que depende de lo mal que el transportista quiera vender los asientos restantes. O bien, puedes correr con la suerte de que recientemente lanzaron una nueva ruta e intentan generar interés.

5) Utiliza una tarjeta de crédito de la línea aérea para evitar tarifas de equipaje

Si solo llevarás una pequeña maleta, la mayoría de las tarjetas de recompensas de aerolíneas te permitirán renunciar a las tarifas de equipaje para al menos un acompañante de viaje.

Esto dependerá totalmente de la aerolínea en donde volarás por lo que es importante investigar muy bien sus términos y condiciones.

6) Usa millas de premio

Si prefieres gastar millas en efectivo, o tal vez una combinación de ambos, las millas pueden ser más valiosas cuando se canjea por costosos vuelos en efectivo.

Hay muchas opciones diferentes de vuelo de premio, ya que puedes combinar tus puntos de una tarjeta de crédito de millas aéreas de marca compartida.

Puedes canjear tus millas a través del portal de viajes con tarjeta de crédito o transferirlas al programa de lealtad de tu línea aérea para completar tu saldo y reservar un vuelo directamente desde el operador.

7) Usa tus créditos de viaje con tarjeta de crédito

No solo ganas puntos de bonificación con cada compra de línea aérea que puedes canjear por futuros vuelos de premio, sino que también puedes usar los beneficios de una tarjeta de crédito.