airplane

Algunas sugerencias para el primer viaje por avión de tu hijo adolescente

Ha llegado el momento de que tu hijo adolescente vuele por sí solo y eso para un padre, al menos en la cultura latina como es la mexicana, nos cuesta un gran trabajo de asimilar y soltar.

Así que para aligerar este gran paso, tanto para el chico como para los padres, veamos aquí algunos tips les pueden ayudar durante un viaje:

1) Los agentes de la puerta y los asistentes de vuelo son tus amigos

Siempre vale la pena ser cortés con todos por lo que vale la pena reiterarle a tu hijo que sea amable. Puede que no importe mucho en un escenario de viaje típico si le das un chasquido al agente de la puerta de embarque.

Todo este personal puede apoyar durante el vuelo, así que vale la pena que todo fluya de forma armoniosa y amable.

Todos sabemos cómo se pueden propagar las malas actitudes en un vuelo; lo contrario también es cierto. ¡Solo invita a tu hijo a que sea parte de las buenas vibraciones y que observe cómo se propaga!

Por otro lado… entra aquí mucho la educación y las serie de recomendaciones que durante su vida le hayas transmitido como el hecho de cuidarse de hablar con extraños que no sean parte de la tripulación, por ejemplo.

2) Quedarse a la vista y cerca de la puerta de embarque

Por más tentador que sea pasear por la explanada o sentarse a unos metros de distancia para no tener que pararse (o sentarse en el suelo), será mejor quedarse cerca de la puerta de embarque.

Si te encuentras alejado y hacen un anuncio de cambio de puerta, es posible que se pierda información crucial o incluso el vuelo.

3) Llevar un “compañero de viaje”

Sabemos que los adolescentes cuentan en su gran mayoría con un celular y para ellos ya son parte de sí mismos.

Así que vale la pena bajar las aplicaciones propias tanto del aeropuerto como de la línea aérea para que se encuentre atento a cualquier cambio o dificultad. Esto también aplica para los padres para monitorear el vuelo.

Por otro lado, este aparato lo acompañará en este viaje solitario y por supuesto, a su debido tiempo, podrán estar en contacto en todo momento en ambas direcciones.

4) Siempre hay que tener un Plan B y C

Con un clima impredecible, una norma prudente puede ser el crear un plan de respaldo para aligerar la presión o los nervios.

Puede haber situaciones en las que llegar al destino final requiera un poco de creatividad.

No esperen hasta que se esté atrapado en un aeropuerto de conexión, por ejemplo, para comenzar a buscar alternativas.

En algunos casos, podría ser una opción alquilar un automóvil y conducir para la segunda etapa del viaje, en lugar de esperar en el aeropuerto para ver cuándo podría salir un próximo vuelo.

También es posible que se pueda tomar un autobús o un tren.

No tengan miedo de cambiar el plan.

Una nota importante: si se llega a coordinar una alternativa por su cuenta, es importante informarlo a la línea aérea para que no se cuente como una ausencia automática en el vuelo de regreso (este es el procedimiento operativo estándar para la industria).

Y por supuesto, prevean entre ustedes (adolescentes y padres) cuáles serían las señales y vías de comunicación para mantenerse al tanto de los ajustes de itinerario.

¡No olviden consultar nuestra página Viajacompara para obtener información para comprar vuelos baratos así como hospedaje y renta de autos!